Metafísica y Filosofía de la Naturaleza

La metafísica no es algo metafísico. Aristóteles mismo habla de “filosofía primera” y de la física (así como de las demás ciencias de la naturaleza) como de una “filosofía segunda”. El nombre de “Metafísica”, introducido recién más tarde, tiene sin embargo una justificación objetiva. El objeto de la metafísica es la pregunta por la esencia inmaterial de las cosas, en qué consiste y cómo se la conoce. Ya el modo de ser específico del viviente, pero ante todo la experiencia que el hombre tiene de sí mismo, lleva a distinguir entre cualidades esenciales y no esenciales (substancia y accidente) y a la pregunta que le sigue por cómo hay que pensar la identidad de la esencia frente a sus condiciones de realización. A partir de la necesidad de distinguir en todas las cosas materiales entre forma activa (esencia/alma) y materia potencial (esencia/cuerpo), se desprende finalmente un argumento a favor de la existencia de Dios (realidad pura), sin cuyo ser real absoluto no podrían darse cosas con un ser real sólo limitado. En la necesidad de pensar a Dios que de ello se sigue, se muestra el “estar en la realidad”, que fundamenta también para Platón y Aristóteles el interés existencial de las preguntas de la metafísica.

 

La metafísica como “filosofía primera” pregunta entonces, de una manera no restringida previamente, por las causas primeras de las cosas reales, mientras que la física, en cuanto “ciencia segunda”, se limita a la explicación de los procesos materiales y sus propiedades. Por otra parte, si no hubiera esencias ni principios no-materiales del ente, entonces la física sería al mismo tiempo “filosofía primera”. Para el fisicalismo antiguo y moderno, los hechos fundamentales del viviente y de la experiencia que tiene el hombre de sí mismo (crecimiento, percepción, conocimiento, voluntad, o bien: cuerpo – alma – espíritu) son sólo apariencia subjetiva (epifenómenos) que se apoyan en procesos materiales objetivos. Esta suposición recibe un peso adicional de la visión materialista de la evolución, que busca explicar lo posterior (vida – conciencia – espíritu) a partir de las propiedades de lo anterior (materia).

 

Esto debería hacer evidente por qué la metafísica, hoy como entonces, no puede ahorrarse la confrontación con las premisas y la pretensión explicativa de una filosofía de la naturaleza reductiva y materialista. Mediante la limitación de las pretensiones cognoscitivas al modo de aparecer las cosas, a crítica de la ciencia como crítica de la metafísica (en el sentido de Kant) no puede eliminar el conflcito, así como tampoco la hermenéutica filosófica (en el sentido de Hans Georg Gadamer) puede evitar la disputa por la verdadera naturaleza de las cosas medante la afirmación de la imposibilidad de ir más allá de la interpretación del mundo elaborada lingüísticamente.

Enlaces:

» Especialidades

» Títulos

» Cursos

» Contacto

To top


Idioma

Um die Webseite auf Deutsch zu betrachten, klicken Sie bitte auf die unten stehende Flagge.

 

To view this website in English, please click the flag below.

Deutsch
English

La persona:

Josef Pieper (1904-1997) fue Profesor de Antropología Filosófica en la Universidad de Münster, miembro de varias Academias y recibió numerosos premios y distinciones, entre ellas el Premio Balzán por sus logros sobresalientes en el ámbito de las ciencias humanas. [más...]

Obras:

:: Edición

:: Contenido

:: CD-ROM

Búsqueda de literatura:

:: Fuentes

:: Bibliotecas

Orden de libros:

Filosofía

:: Especialidades

:: Títulos

:: Cursos

:: Contacto

 

El área de estudios de la Filosofía en la Facultad de Teología de Paderborn abarca todas los cursos de Filosofía en cooperación con la Facultad de Ciencias de la Cultura de la Universidad de Paderborn. [más...]